Nuestra historia

1915 Llegó Will L. Smith al país para comenzar como tantos inmigrantes, casi sin medios económicos una carrera de esfuerzos y
éxitos industriales y comerciales.
En éste mismo año nace la empresa que llevaría el mismo nombre, como una
sociedad dedicada a la importación / exportación de productos de consumo.

1935 Surge el Departamento Industrial, y saca al mercado los tres primeros productos que tuvieron la etiqueta “Industria Argentina”.

1930/40 Se comenzaron a fabricar válvulas, quemadores, cementos refractarios, pinturas de alta temperatura, instrumental de precisión, filtros de aceite Fram, productos químicos, discos abrasivos y electrodos, en forma directa o a través de sus firmas subsidiarias.

1947 Will Smith entra en el mercado aeronáutico, estableciendo un hangar en el aeropuerto de Morón, y haciéndose cargo de la representación exclusiva de Beech Aircraft Company

1957 Se firma contrato por la provisión de 90 Mentor a la Fuerza Aérea Argentina, aparatos de entrenamiento básico para la Escuela de Aviación Militar

1960 Roberto Smith, hijo de Will L. Smith, llega a la presidencia de la compañía.

1968 Se traslada al aeropuerto de Don Torcuato.

1970 Cambia su nombre por el de Aero Baires, separándose de Will Smith.

1982 Amplio las instalaciones de Don Torcuato, alojando la oficina central.

1986 Jaime A. Smith, nieto del fundador, toma la dirección de la empresa continuando con la tradición de trabajo y voluntad de superación.

2002 Aero Baires se traslada al Aeropuerto de San Fernando, inaugurando sus excelentes instalaciones, continuando su apuesta al mejor servicio y atención.


Las viejas instalaciones de Aero Baires en Don Torcuato

Nuestros valores

Su aeronave es tan productiva como las personas y los medios puestos en juego para mantenerla. Aero Baires no solo posee el personal mejor capacitado y con mayor experiencia, sino también todas las herramientas y utilajes requeridos para mantener su aeronave en óptimas condiciones.

Con una de las más modernas instalaciones de su tipo en nuestro país, está ubicado en el Aeropuerto de San Fernando, a media hora del centro de la Ciudad de Buenos Aires. Nuestro hangar de 6000 metros cuadrados puede albergar prácticamente cualquier de las aeronaves ejecutivas que se encuentran en el país.

Nuestros mecánicos efectúan los cursos de entrenamiento periódico en los centros de instrucción recomendados por el fabricante. Todos nuestros mecánicos cuentan con licencias otorgadas por la Fuerza Aérea Argentina y/o la FAA de los Estados Unidos.

A la habilitación otorgada por la DNA de Argentina, sumamos la otorgada por la DINACIA de Uruguay, y además, desde hace 15 años, somos el único centro de mantenimiento en nuestro país habilitado por la Federal Aviation Administration de los Estados Unidos para atender aeronaves ejecutivas.

Como representantes exclusivos de Hawker Beechcraft Corporation, Aero Baires es uno de los centros de mantenimiento que más tiempo ha retenido dicha representación en todo el mundo.

Disponemos de una oficina técnica integrada por personal experimentado y altamente calificado que, respaldado por una importante biblioteca técnica, efectúa el análisis de la documentación de cada aeronave que ingresa a Aero Baires.

También somos distribuidores autorizados de varias otras marcas importantes en el área de equipos y sistemas de aviación.

Abierto durante las 24 horas del día, ofrecemos hangaraje, servicio de rampa, GPU y un excelente servicio de limpieza interior y exterior, dispuestos a satisfacer hasta los clientes más exigentes.

Atención y Comodidad

Con medio siglo de presencia en el mercado aeronáutico Argentino, sabemos como tratar a nuestros clientes. Por ellos disponemos de una confortable sala de pilotos, equipada con computadora, con conexión a Internet, Wi-Fi, teléfono / fax, TV con cable, reproductor de videos y un escritorio para su mayor comodidad.

El salón VIP, reservado exclusivamente para nuestros clientes, está acondicionado para la satisfacción de los pasajeros que desean esperar el alistamiento de sus aviones en un ambiente confortable. A su vez contamos con una sala para realizar todo tipo de reuniones o conferencias.

Nuestro amplio estacionamiento, abierto durante las 24 hs, dispone de un gran espacio para guardar los vehículos de pilotos y pasajeros mientras éstos se encuentran en vuelo.

Disponemos además de maquinas dispensadoras de café y hielo, para abastecer tanto a los pasajeros como a los pilotos.